Los blojs cursis son fácilmente reconocibles. Haciendo un recuento de palabras salen un total de 2.500 “amor”, 3.100 “corazón” y 1.500 “vida”. Se suele acompañar de poesías siempre copiadas de algún correo cadena y sólo es visitado por otr@s blojer@s cursis porque los demás tienen ataques de urticaria al minuto de entrar en la página.

El blojero cursi

L@s blojer@s cursis constituyen un grupo gregario y feliz que intercambia muchos comentarios del estilo “qué post más bonito”, “me gusta como escribes”, “felicidades”, “enhorabuena por tu post” y originalidades por el estilo. L@s blojer@s cursis siempre tienen una perrita pequeña a la que hacen lazos y a la que llaman con apodos cariñosos. La perrita es un elemento más del universo blojer@ cursi y es la protagonista de más de un post.

El contenido del blojero o blojera cursi varía entre fiestas con los amigos, peleas y reconciliaciones con el novio/a, y salidas de compras por El Corte Inglés con la mejor amiga.

Sobre los blojeros cursis hay una serie de ideas preconcebidas muy extendidas. Veamos cuáles son:

– El blojero cursi tiene un bloj rosa. Mentira, realmente hay pocos blojs rosas y hay más blojs de color carmín, fresa, fucsia, magenta, etc.. Traducción para lectores de sexo masculino: rosas claros y rosas oscuros.

– La mayor parte son mujeres. No es verdad, de hecho los blojeros cursis de sexo masculino son mucho más recalcitrantes.

– Además de mujeres, son rubias. Incluso corren por la red leyendas urbanas sobre manifestaciones de rubias en las que gritaban estas consignas:
“Laaa R… Laaa U… Laaa vvv..bbb..vvv…Las ruvias no son tontas …las ruvias no son tontas”.
Manifestación completamente inventada.

Hay quien dice que todos somos cursis en algún momento de nuestra vida. Es posible, y ante ese peligro hay que avisar a los amigotes para que en caso de enamoramiento actúen sin perder tiempo con un tratamiento de choque a base de cerveza, fútbol y chicas malas.

Capítulo siguiente: El blojero fusilero
Capítulo anterior: El blojero estrella

Share