En Canarias llamamos ‘marfea’ a espacios marítimos de especial peligro por sus corrientes, su profundidad, por la presencia traicionera de rocas o arrecifes o cualquier otra circunstancia. De hecho, existe un localización denominada Punta de Marfea por la que, según numerosos testimonios, eran arrojados en cobarde ejecución sumarísima muchos de los detenidos durante los primeros años de la Guerra Civil española. Limítrofe con este triste accidente geográfico se encuentra el municipio de Telde, en el que acaban de ser detenidos el alcalde (Partido Popular) y cinco concejales del grupo de gobierno como punto culminante de la Operación Faycán contra el cobro de comisiones ilegales. Así que estableciendo un juego de palabras, podríamos decir que Telde se ha convertido en una fosa de corrupción, una siniestra, profunda y oscura garganta de mar en plena tierra. No en la Marbella, sino en la Marfea de Canarias.

Pues como les digo, la noticia es ésa, que ésta ha sido una mañana de togas largas en el municipio, tras meses de escándalos, detenciones y debate político. Meses que han dejado un saldo terrible: 12 imputados en diverso grado, entre los que se encuentran tres concejales (entre ellos, la principal implicada, María Antonia Torres), empresarios, empleados municipales y asesores, a los que hay que añadir ahora el alcalde, cuatro concejales más y la mismísima hija de la tal Torres. 18 en total. Impresionante.

Si a todo este le añadimos que también el ex alcalde (Coalición Canaria por entonces, actualmente Nueva Canarias) y algunos concejales del anterior gobierno, hoy en la oposición, se encuentran también inmersos en sendas imputaciones, podemos hacernos una idea del alcance de la realidad en el que es el segundo municipio de Gran Canaria y el tercero de toda Canarias, al menos en lo que a población se refiere.

En los medios: elmundo.es | elpais.es | lavanguardia.es | canarias7.es | laprovincia.es |elsemanaldigital.es | antena3.com | y más…

En la blogosfera:
Menéame | Malvasía | BlogsEconomía | Blog70 | Canarias Bruta | y más…

Share