No hay duda de que la genética se está convirtiendo en toda una fuente de noticias sorprendentes y asombrosas, esperanzadoras o polémicas según el color del cristal de quien las mira. Hoy dos de ellas han copado buena parte de la atención mundial, y no es para menos:

– Científicos británicos solicitan permiso para crear embriones humano-bovinos a partir de ADN del homo sapiens y óvulos de vacas. El fin, la investigación con células madres para buscar soluciones a enfermedades como el Alzheimer o el Parkinson. El debate, una vez más, está servido.

– Médicos del instituto Marqués de Barcelona logran el nacimiento de un bebé cuyo embrión estuvo congelado durante 13 años a partir de una fecundación ‘in vitro’.

¿Estamos ante el embrión de una nueva era?

Share