La tele en España cumple estos días cincuenta años. Aunque no fuera el más indicado por la edad (tengo menos de la mitad de años que la tele), me gustaría exponer algunas reflexiones.

Recuerdo con ironía las palabras de míticos realizadores y directores de ‘Telediario’ en la Televisión Española de la época, dentro del programa ’50 años es nada’ que La Sexta ha emitido con motivo del cincuentenario, y me pongo a pensar si han cambiado realmente algunas de las cuestiones que ponen: censura, autocensura…

Pueden parecer palabras desfasadas en los medios de comunicación de hoy día, en pleno siglo XXI, en una democracia, pero mucho me temo que si nos ponemos a analizar la información que recibimos desde la ‘caja tonta’ podremos darnos cuenta de que no están tan desfasadas. Por supuesto, no es comparable una cosa con la otra.

En la actualidad podemos ver cómo algunos medios, en función de su línea editorial, pasan de puntillas sobre unas noticias (o directamente hasta las olvidan) o resaltan mucho más otras y hasta las analizan a fondo, que ya es mucho hacer visto el tiempo dedicado a informativos en la cadenas privadas. Según el diccionario de la Real Academia Española, censura significa “Dictamen y juicio que se hace o da acerca de una obra o escrito”, luego mucho me temo que podríamos aplicar la palabra censura a esta práctica.

Luego está la autocensura, que puede ser mucho más peligrosa que la censura. Recuerdo un cortometraje que decía “deberíais aprender de Italia, allí un periodista de izquierdas nunca trabaja en un medio de derechas” y mucho me temo que muchos periodistas, por muy buena nota que obtuvieran en la asignatura de Deontología, redactan de forma diferente la misma noticia dependiendo del medio en el que estén trabajando.

Vistas estas cuestiones, nos queda ver los informativos de la tele y fijarnos en qué canal vemos más o menos reflejado lo aquí expuesto. Después nos queda plantearnos si la tele realmente nos informa bien, nos forma y nos entretiene.

Share