La Asociación de Internautas daba cuenta ayer cuenta de un informe de Félix Herrero Abad, fiscal de Tribunal Supremo, que de ser aceptado podría no sólo cambiar radicalmente el curso de la denuncia de la SGAE contra la propia Asociación de Internautas por dar alojamiento a la web www.putasgae.org, sino además sentar un importante precedente para la libertad de expresión en España al liberar a los prestadores de servicios de cualquier responsabilidad sobre los contenidos publicados por sus clientes:

“En efecto, el fiscal del Supremo, Felix Herrero Abad, ha elaborado un informe en el que mantiene que la responsabilidad de los prestadores de servicios de la Sociedad de la Información debe atenerse a las disposiciones de la LSSI y de la Directiva comunitaria de comercio electrónico, lo que choca con lo dispuesto en las sentencias recurridas por la Asociación de Internautas ante el Tribunal Supremo de España. Por ello, no se opone a que, tal como solicitaron los abogados de la Asociación de Internautas, sea el Tribunal de Justicia de las Comunidades Europeas el que fije jurisprudencia sobre la correcta interpretación de la Directiva, para lo que propone al Tribunal Supremo el planteamiento de una cuestión adicional a la ya solicitada por la Asociación”.

A pesar de que hasta el momento los jueces que han fallado sobre el caso lo han hecho según las tesis de la SGAE, si el Supremo lo autoriza, serán los tribunales europeos los que tengan la última palabra. Y, además, estableciendo jurisprudencia.

Share