ARC

Ayer por la mañana estuve curioseando entre las embarcaciones que hoy tomarán la salida en la Atlantic Rally for Cruisers (ARC) 2006, la regata transoceánica más larga y la que marca el inicio de la temporada otoño-invierno en esto de la navegación, una vez concluidas las competiciones en el Mediterráneo y el norte de Europa. Cientos de barcos (226) se encuentran atracados en el Muelle Deportivo de Las Palmas de Gran Canaria, desde donde tradicionalmente parten rumbo a la isla caribeña de Santa Lucía, rememorando en cierto modo los históricos viajes de Cristóbal Colón.

A pesar del mal tiempo con que amaneció la isla de Gran Canaria y los chaparrones que hubo que soportar hasta el mediodía, la reunión de tanto crucero y la excitación ante la inminente aventura no podía deparar más que espectáculo: cientos de curiosos, ajetreo dentro y fuera de las naves cargando las provisiones, repasando y asegurando los aparejos, paseando por los alrededores, reponiendo fuerzas en los barcos o en los restaurantes del alrededor, ultimando los planes de navegación y… pintando. Sí, pintando, porque es tradición que las tripulaciones dejen plasmado en los muros de los pantalanes imágenes y sellos de recordatorio.

ARC

La ARC es una regata un poco atípica porque en ella la competición ocupa un segundo plano, convirtiéndose en un auténtico encuentro de viejos y nuevos lobos y lobas de mar dispuestos a pasarse un par de semanas en camaradería cubriendo el Atlántico en pos de un mundo nuevo. Toda una aventura de casi 3.000 millas que deja en tierras grancanarias la nada desdeñable suma de alrededor de un millón de euros y que cuenta con el apoyo de varias instituciones locales.

Así que armado de mi Nikon y de algo de abrigo, me dediqué a capturar vistas generales y algunas imágenes que me parecieron curiosas. Hasta me dio por fotografiar todos los graffitis realizados, con mayor o menor destreza, mayor o menor simpatía, por los participantes y abrir un set en Flickr con todas ellas (también las puedes ver en la sección Zona Flickr de este blog). Si puedo y el tiempo lo permite, volveré al amanecer para presenciar y capturar la salida de la regata. Si lo de hoy me pareció un espectáculo, lo de mañana promete ser increíble.

ARC

Share