Según este artículo de John Chow, Google lleva un sistema de publicidad ‘secreto’, paralelo a su conocido Adsense, al que sólo se puede acceder por invitación expresa de la compañía (vía The Blog Herald).

Share