No sé si es por lo de siempre, o simplemente un berrinche por haber quedado fuera del acuerdo entre YouTube y unas cuantas compañías, pero lo cierto es que Disney se descolgó ayer con nuevas críticas y veladas amenazas contra el portal de vídeos más popular de la Red. Anne Sweeney, jefa de las propiedades de entretenimiento y noticias de televisión de la compañía, dice estar harta de la alegría con la que se ‘violan’ los derechos de autor en este servicio y que la excusa de que son eliminados cuando se detectan ya no le valen, dada la imposibilidad de llevar a cabo eficazmente esta tarea ante el gran volumen de archivos que se suben cada día.

Un problema más para Google, al que han acudido todas las productoras como moscas al pastel nada más confirmarse la adquisición de YouTube, que mucho me temo se resolverá con acuerdos y nuevas restricciones para los usuarios. Sweeney dice que apuesta por el dálogo, aunque tampoco descarta la posibilidad de llevar el tema a los tribunales.

Fuente: Reuters

Share