Si hay alguien que aún dude de la repercusión de lo que se publica en la blogosfera, que le eche un vistazo a lo que le ha pasado al bueno de Pancho Varona. Cientos de comentarios en su blog y la repercusión en los medios de comunicación le han obligado a pedir disculpas por un post sobre Santo Domingo que, a mi modo de ver, fue malinterpretado:

“Por supuesto que no he querido en ningún momento burlarme de nadie y mucho menos de países como la República Dominicana o gente como los dominicanos que realmente nos han tratado con suma exquisitez. Por favor, si me he explicado mal, pido perdón. Nunca imaginé que se podría crear polémica porque escribo siempre desde el cariño. Lo siento de todo corazón.

Mis más humildes disculpas y un abrazo!”

Share