PayPerPost, el sistema de publicidad en blogs a través de posts patrocinados, recoge velas. Seriamente amenazada por la competencia de ReviewMe y por la oleada de críticas contra ambas plataformas (en especial sobre la primera por no exigir a los bloggers dar cuenta del carácter comercial de sus posts), la compañía ha decidido revisar sus condiciones de contrato y establecer claramente esta obligación: los posts patrocinados deberán mostrar una advertencia:

“PayPerPost, the leading marketplace connecting marketers with bloggers, videographers, photographers, podcasters and social networks, announced the second phase of its full disclosure model, whereby participating Consumer Content Creators are required to disclose their sponsored status. The new Terms of Service, effective today, will bring greater transparency to the growing Consumer Generated Advertising industry”.


Se trata, sin duda, de un paso tan necesario como inteligente, que prácticamente nivela su propuesta ‘ética’ con la de su máximo competidor y avanza un tanto hacia la transparencia que se le exige a estas plataformas en las relaciones blogger-lector. En términos globales, no se ha avanzado demasiado, salvo en la equiparación ‘deontológica’ entre ambos líderes del sector, ya que la polémica sigue activa y creo que tardará bastante en resolverse.

Probablemente, la resolución a este conflicto está en un soporte similar a los publirreportajes de televisión o los remitidos de la prensa, que no dejan de ser espacios con formato informativo pero de carácter enimentemente comercial. Eso sí, debidamente advertidos y, sobre todo, diferenciados tipográfica y formalmente de los espacios reservados para la auténtica información. Creo que en esto último puede estar la clave.

Vía:
The Blog Herald

Share