“Si Jesucristo (la paz sea sobre Él) estuviera presente hoy, ordenaría un encuentro contra los que propagan la corrupción, la obscenidad y la perversión, y trataría de acabar con los derechos de las mujeres hasta devolverles su estatus, un estatus para el que la virgen María (la paz sea sobre Ella) debe ser modelo y ejemplo”.

¿Quién crees que puede haber dicho esto: Fraga, Bush, Benedicto, Homer Simpson…? No, este fragmento forma parte de la ‘felicitación’ navideña que el presidente de Irán, Mahmud Ahmedinejad, ha colgado en su blog. Al final, todos estos iluminados tienen más cosas en común de lo que piensan.

Vía: Boing Boing

Actualización (27 dic-11.02 h): Un buen amigo me hace caer en la cuenta de un pequeño error de traducción que, en otras circunstancias, podría suponer un cambio fundamental en el sentido de lo expresado. La traducción debería ser:

“… ordenaría ponerse en contra de aquellos que promueven la corrupción, la obscenidad y la perversión y que tratan de anular y exterminar los méritos y los derechos de las mujeres…”

Parecería entonces que Mahmud aboga por la igualdad entre hombres y mujeres, algo que no se corresponde ni con la tradición cristiana ni con la islámica… ni mucho menos con la política que ejerce en el país que preside. Y es que los “derechos” y “méritos” a los que se refiere son aquellos contemplados en la concepción cristiano-islamista del término. Es decir, el derecho a tener un marido, a cuidar de sus hijos, a ser fiel… etc. Tal cual la virgen María.

Share