La Audiencia de Las Palmas dice que llamar ‘hijo de puta’ no es vejatorio. Pues llevaban razón los de ‘La hora chanante’.

Share