Acabo de instalar el plugin Comments Policy en este blog, una extensión para WordPress que te permite insertar un nuevo campo obligatorio en el formulario de envío de comentarios para mostrar tu conformidad con las condiciones de participación. Su instalación es muy sencilla:

  1. Creas una página que contenga las normas de participación para tu blog.
  2. Descargas el plugin y lo descomprimes.
  3. Editas el archivo para indicar la dirección de la página que acabas de crear y el título de la misma, así como el nombre personalizado que le vas a dar al nuevo campo obligatorio.
  4. Subes el fichero a tu carpeta ‘wp-content/plugins/’.
  5. Activas en el panel de administración.

Y listo.

Me ha venido de perlas por dos razones: a) me ha permitido eliminar el párrafo con las normas de participación que había colocado antes del formulario de comentarios y que hacía la página un poco larga, al mismo tiempo que he podido ampliar el texto para ofrecer mayor información toda vez que aparece en una página aparte; y b)ya no tengo que editar el código original del WP, ya que el plugin implementa la funcionalidad automáticamente.

Pero, además, la extensión funciona también como antispam: a) de forma indirecta: al añadir un nuevo campo obligatorio despistará a los spammers al menos por un tiempo; b) de forma directa: sólo permite enviar comentarios vía Javascript, salvo que cambies el nombre personalizado del campo a ‘comterms’, lo cual dejará que se comente con o sin Javascript.

Puedes ver la condiciones para comentar en Mangas Verdes en su página, pero te dejo por aquí el punto que hace referencia a los comentarios anónimos que quería incluir hace tiempo, pero que por razones de espacio no había podido hacerlo:

“4.- Defendemos el anonimato en la Red como un ciberderecho básico de todo usuario, en especial como arma en contra de sistemas que se caracterizan por la censura, la intolerancia o las restricciones a la libertad de expresión e información. El anonimato tiene sentido cuando la identificación pueda conllevar grave riesgo para el autor por sus opiniones o informaciones. En Mangas Verdes entendemos que algunos usuarios prefieran no identificarse. Sin embargo, esconderse detrás del anonimato para insultar, difamar, vejar, ‘trollear‘ o realizar ataques personales es, además de cobarde, una perversión del derecho al anonimato que pone en riesgo su propia consideración ante la Justicia, la Red y la ciudadanía. Ese tipo de anonimato tampoco se tolera en esta bitácora”.

Share