Cero spam. Así es como está Mangas Verdes desde que hace poco menos de 24 horas instalé el plugin Comments Policy, dirigido principalmente a la aceptación por parte del usuario de las condiciones de participación en los comentarios del blog, pero que al mismo tiempo supone una barrera también para los spammers al añadir un nuevo campo obligatorio en el formulario de envío y habilitar un control Javascript para los que llegan vía robots.

Para hacerse una idea de la importancia que le doy a esto, tengo que decirles que lo normal en esta bitácora era de entre 1.000 y 2.000 comentarios spam en 24 horas, que no es moco de pavo. Cierto que también tengo habilitadas las últimas versiones de Akismet y Bad Behavior, pero éstos no impedían el paso de cientos de envíos-basura, aunque al menos evitaban que se publicaran directamente, mandándolos al capítulo de moderación.

Continúo testeando el nuevo WordPress 2.1 con el que corre este blog desde hace un par de días. Sigo encontrando cosas extrañas, pero también comienzo a descubrir alguna cosa interesante. Mil perdones a todos los suscriptores por no recibir los posts completos, sino un fragmento, pero es algo que aún no he podido corregir.

Les mantendré informados.

Share