Blogosfera

El número de bloggers españoles es ya de 1.875.800, según el informe La Sociedad de la Información en España 2006 de la Fundación Telefónica (PDF) presentado ayer, cifra que podría muy bien superar inclusos los 2 millones si tenemos en cuenta que los datos manejados hacen referencia solo a la población internauta mayor de 16 años:

“En España hay más de 16,6 millones de internautas mayores de 16 años, el 57% se conecta a la red desde su domicilio, el 20,1% de los internautas españolas realiza comunicaciones de voz a través de Internet, el 13,1% pertenece a una red social, el 14 por ciento lee weblog (páginas personales) y un 11,3% tiene blog”.


De este modo, se deduce igualmente que el número de lectores de blogs se eleva en la actualidad a los 2,3 millones. Por tanto, si sumamos los porcentajes de lectores y autores de blogs, podríamos concluir que la blogosfera es protagonista de una cuarta parte (25,3%) de la ‘cuota de mercado’ de la Internet española. Eso, siempre y cuando los datos de Telefónica distingan claramente entre lectores y bloggers, ya que un blogger puede ser también un gran lector, y viceversa.

Para hacerse una idea de la importancia de estos datos, hay que tener en cuenta que el informe no incluye los weblogs de MySpace, herramienta a la que dedica un capítulo aparte como parte activa de las redes sociales. Es decir, que el número de bloggers a los que hace referencia el informe se sustenta entre aquellos que publican en plataformas distintas a MySpace. Si sumáramos los tres millones de usuarios bloggers de este servicio, entonces el número de bloggers españoles ascendería a más de cinco millones y su cuota total en la Internet española sería, evidentemente, mucho mayor. El doble, prácticamente.

“En primer lugar hay que referirse a la popularización de las redes sociales online con MySpace a la cabeza que ha alcanzado el sexto lugar en el ranking de audiencias de Alexa. No menos importante es el exitoso camino seguido por YouTube, el portal web que permite a los ciudadanos compartir contenidos de vídeo. De forma colectiva hay que mencionar el grandioso crecimiento en la publicación de weblogs y podcasts, y ya de forma individual las herramientas de promoción social de la información digg (en inglés) y menéame (en castellano), y la enciclopedia online realizada a partir de la aportación de voluntarios Wikipedia“.

El estudio se refiere a la blogosfera en varios de sus capítulos, e incluso le dedica una apartado completo (4.2.3.2 del BLOQUE II – Evaluación de la Sociedad de la Información, Servicios y contenidos), cuya lectura resulta de gran interés y en la que se ofrecen definiciones, evoluciones, cifras, comparativas a escala internacional e incluso el listado de los 20 primeros blogs de los dos grandes ránkings españoles (Alianzo y Top Blogs), aunque con una actualización del agunos meses atrás.

Sobre el resto del informe, que tampoco tiene desperdicio para cuantos transitamos por esta enorme aldea virtual, me ha llamado poderosamente la atención la afirmación de que “la falta de interés del ciudadano es el principal obstáculo del crecimiento de Internet”, ‘vendida’ casi como principal conclusión del estudio y que, a mi modo de ver, resulta tremendamente engañosa y de claro interés corporativista por parte de la empresa responsable. Evidentemente, el interés del ciudadano puede ser escaso, sobre todo si tenemos en cuenta los precios de conexión, las continuas fallas en el servicio, los claros abusos e incumplimientos por parte de las operadoras o la sesgada y negativa información que algunos medios de comunicación y lobbys recalcitrantes suelen ofrecer sobre casi todo lo que tiene que ver la Red.

Pero me quedo con la parte que más nos toca. Parece que la blogosfera española no sólo no muere ni es tan pequeña como algunos afirman, sino que crece y se reproduce con un vigor impresionante. No hablemos ya si integramos en conjunto a toda la red hispana. Los resultados podrían ser espectaculares.

Share