Bottup

Desde el pasado 30 de enero el periodismo hispano cuenta con una nueva fórmula de expresión y experimentación, Bottup, la web puesta en marcha por el equipo de Nxtmedia para hacer realidad un concepto de ‘periodismo ciudadano total’, más allá de los blogs o de los más o menos interesados cauces de participación que, poco a poco, van facilitando los grandes medios de comunicación.

Bottup se define como “un periódico y una red social: un medio y una herramienta” en el que cualquier usuario registrado goza de la consideración de ‘periodista ciudadano’ como si, efectivamente, de parte de una redacción profesional se tratase:

“Los usuarios tienen su propio ‘carnet de prensa’, desde donde gestionan toda su experiencia en Bottup: Sus temas preferidos a tratar, descripción y foto; envío de artículos; histórico de sus artículos publicados y la calificación obtenida; participación en los foros donde se discute la estructura de Bottup, la jerarquización, la idoniedad de las noticias publicadas, etc; gestión de sus contactos con otros usuarios; mensajería privada entre ellos; y muchas otras funciones. La URL de su carnet de prensa es http://bottup.com/usuario”.


En estos primeros días de actividad, la web registra más de 100 usuarios, más de 35 artículos de ‘periodistas ciudadanos’ (el 33% del total, el resto pertenece al equipo de redacción, y un interesante nivel de audiencia que, siempre según datos de sus responsables, fue de “1.279 usuarios únicos y 5.369 páginas vistas (4,2 por usuario) durante las primeras 48 horas”.

“Bottup es lo que ves a primera vista: un medio de comunicación online. Y lo que puedes ver por detrás si quieres acompañarnos: una red social. En Bottup el visitante tiene la opción de convertirse en usuario, la opción de activarse y después, de interactuar con el resto. En Bottup no sólo puedes estar informado de los temas que realmente preocupan al ciudadano, sino que puedes ser tú mismo quien dé a conocerlos. Y no sólo eso. Los usuarios de Bottup obtienen al registrarse su propio ‘Carnet de prensa’, desde el cual pueden gestionar toda su actividad: participar en los foros de editores, añadir su descripción personal, establecer sus temas a tratar favoritos y lo que es más importante: establecer contacto directo con otros usuarios conectando sus perfiles, siendo capaz de crear su propia red de colaboradores periodísticos”.

La empresa es, sin duda, valiente y arriesgada, puede que idealista, pero en cualquier caso fresca, enriquecedora y necesaria. Su transitar y su éxito, al igual que el de las múltiples otras plataformas que trabajan en este campo, serán muy importantes cuando llegue el momento de sacar conclusiones y de articular teoría y experiencia de cara a la revisión y ‘validación’ de ese ‘periodismo ciudadano’, participativo o 3.0.

La pirámide invertida es uno de los conceptos básicos de la información tradicional, en el que se formula la organización de mayor a menor importancia de los contenidos. Igual es hora también de aplicarlo en sentido metafórico a los nuevos modelos de comunicación. Modelos que abogan por subvertir el modelo piramidal en cuya cúspide se situarían los grandes emporios de la comunicación y en su base, los ciudadanos; por otro en el que los propios ciudadanos sean los actores y rectores de la noticia.

Bottup forma parte ya de ese avanzado grupo de ‘arquitectos de la subversión’.

Gracias, Pau.

Send to Kindle

Share