El conocimiento efectivo del número real de bloggers españoles (y no hablemos ya de hispanos) va camino de convertirse en uno de los mayores misterios de la era moderna. Las cifras vuelan, se dilatan y se retraen como locas mariposas y así anda uno estupefacto ante tal prodigio de la international estadística geographic. Si hace poco más de una semana el informe La Sociedad de la Información en España 2006 de la Fundación Telefónica nos sorprendía afirmando que el número de autores de blogs en este país era ya de 1.875.800 (sin contar los spaces), con un 11,3% sobre el total de la población internauta mayor de 16 años; ahora llega la consultora Forrester con las rebajas, calculando que el número no sobrepasa los 700.000, aunque, eso sí, la cifra se duplicará el próximo año.

La diferencia no es baladí, nada menos que un millón de bloggers entre una y otra. Y uno se pregunta, ¿cómo pueden ser tan diferentes estas estadísticas? ¿Qué parámetros toman unos y otros, y sobre todo, a qué fuentes recurren para su elaboración? Si el número ofrecido por Telefónica pudo sonar a exagerado, el de Forrester se muestra insuficiente (especialmente porque parece que no hace distingos entre bloggers y spaces).

Claro, que si tomamos en cuenta que el perfil de blogger europeo, según la consultora, es el de “mujer de 31 años, licenciada superior o estudiante y que pasa 16 horas de media a la semana conectada a Internet”, ciertamente debemos admitir que muchos de los que alardeamos de conocer al menos algo esto de la blogosfera andamos realmente despistados.

O eso, o que intervenga ya Iker Jiménez y arroje luz sobre tanto enigma davinciano, sobre tanto Código Da Blogger.

Share