La Justicia belga acaba de confirmar la sentencia (PDF) que el pasado mes de septiembre condenaba a Google por violación del copyright de los periódicos denunciantes. Los editores están nuevamente que no salen de su alegría, pero yo sigo sin entender muy bien por qué.

Share