Poco a poco se van conociendo algunas de las nuevas funcionalidades de la próxima actualización mayor de WordPress (que, al paso que va esto, no me extrañaría nada que se liberara mañana mismo). Uno de los anuncios más recientes lo realizaba ayer mismo Mark Jaquith, comentando la implementación de una función denominada ‘sandboxing‘, que se encargará de mantener en cuarentena los nuevos plugins instalados o aquellos que hayan sufrido alguna modificación por parte del usuario.

El plugin estará siempre activo, pero pasado un tiempo prudencial, y si detecta algún problema, el sistema desactivará automáticamente el plugin y avisará al autor por medio de un mensaje en el que se le avisará del error. El mensaje ofrecerá la posibilidad de actualizar el plugin, o de corregir lo que esté mal si ha sido editado por el propio usuario.

Suena bastante bien. Y si implementaran un instalador o actualizador automático del cms, ya sería increíble.

Share