Una buena parranda, unas copas, y seguro que arreglábamos de una vez tanto desaguisado…

Share