EMI sigue sin entender nada, o directamente no quiere entender. Sigue dando palos de ciego y considerando que debe castigar a sus clientes sin saber muy bien por qué. ¿Porque los considera tontos, piratas, ladrones o simple cifra de ingresos en sus multimillonarias cuentas? EMI dice adiós al DRM, pero no por convicción ni por gentileza hacia los usuarios, lo hace simple y llanamente porque sus ventas se desploman ante la impopularidad del sistema de restricción.

Vale, pues si estos estúpidos no quieren DRM, quitamos el DRM y les subimos el precio a la canciones. Doble ganancia: nos ahorramos un gasto tecnológico añadido y le sacamos unos cuantos céntimos de más a lo que antes costaba menos. Impresionante.

Apple, que está a la que salta, lo ha presentado como una revolución. Y medio mundo anda celebrándolo en plan Toma de la Bastilla, pero en ‘pay per view’. Y cierto es que acabar con el DRM tiene su cuota de avance, pero en absoluto de victoria. Hasta que la industria no comprenda las verdaderas claves del nuevo mercado, con o sin DRM el abuso continuará presidiendo la transacción. Y eso sí que no es para celebrar.

Aspectos positivos del modelo propuesto por EMI-iTunes:

– Fin del DRM.
– Aumento de la calidad a 256 Kbits.

Aspectos negativos:

– Las canciones pasan a costar 1,29 dólares.
– El formato pasa a ser AAC.

Actualización (02 abr – 23.27 h): Marqueze Telecom ofrece un excelente resumen de todo lo publicado dentro y fuera de la blogosfera.

Share