Second Life te da la opción de convertirte en alguien con apellido propio o continuar siendo un paria de lo patronímico. Eso sí, abandonar el grupo de los genéricos te va a costar una pasta: 100 dólares de entrada y 50 más como cuota anual. Creo que es lo único que cuesta más caro allí que en la vida real (vía Alt1040).

Share