Excelente el artículo de Enrique Dans (‘La SGAE, la ley y Troquemada‘) para Libertad Digital acerca del papel de la SGAE en la nueva LSSI:

“Lo ocurrido en la tramitación de la reforma del Anteproyecto de Ley 34/2002 con la introducción subrepticia del artículo 17bis es una tropelía, un atropello, un intento de engaño pretendiendo reinstaurar la versión moderna de la Inquisición Española, pero no al servicio de la fe católica, sino al de la religión del copyright. Una muestra de hasta que punto pueden la política y las leyes ser influenciadas por los turbios intereses económicos de los que quieren vivir del cuento, del canon, de cantidades hurtadas de nuestro bolsillo cuando queremos adquirir tecnología. En España, en pleno siglo XXI, algunos pretenden resucitar a Fray Tomás de Torquemada”.


Probablemente el mejor que he leído sobre el asunto en estos días, y quizá uno de los mejores sobre Internet que he leído en mucho tiempo.

Por cierto, quizá Enrique no se haya dado cuenta, pero en él vierte una reflexión que contradice su apuesta por un código ético en la blogosfera:

“En Internet no vale todo, pero lo que no vale debe decidirlo un juez”

Y, vale, ahora llámame pesado 😉

En cualquier caso, chapeau!

Share