Una serie de amargas entradas en Twitter de mi buen amigo Eduardo Arcos me han hecho reflexionar sobre la necesidad de un código de conducta que permita a los usuarios de este servicio de posteo compulsivo mantener una conversación agradable y acorde con los principios generales básicos de la compostura. Es un código abierto, original y para nada impositivo. Si tengo tiempo, igual dentro de un rato creo un wiki o me voy a la cama, aunque tampoco doy garantías ni de lo uno ni de lo otro. Así que, yo que tú, dejaba las propuestas en los comentarios:

Código ético para Twitter:

  1. Sé responsable de los ‘twitteos’ de tus ‘friends’, no sólo de los tuyos.
  2. Gradúa el nivel de tolerancia para ‘twitteos’ con enlaces.
  3. Considera eliminar todo ‘friend’ que no sea ‘follower’.
  4. Evita los mensajes directos (secretos en reunión son de mala educación).
  5. Sigue la conversación fuera de la Red, así tengas que quemar tu bolsillo y tu móvil.
  6. Si descubres a alguien ‘twitteando’ de mentirijillas, hazlo saber a la comunidad.
  7. No digas en Twitter lo que no dirías a la cara. Ni digas a la cara lo que no dirías en Twitter. Mejor no digas nada y acabamos antes.

Próximamente: Código de conducta para foreros (es que acabo de ver un par de topics de lo más desagradables). O no.

Share