“Las máquinas nunca serán perfectas porque son obra del hombre.

Allí donde haya un hombre que crea haber encontrado la perfección, siempre habrá otro hombre o una máquina capaz de hacerle caer en la cuenta de su error”.

(Proverbio occidental)

Share