Por mucho que se empeñe la SGAE en intentar convencer a los usuarios de lo contrario, el canon que se pretende implantar en España será el más caro de Europa, con diferencia. Y ahora no es que lo digamos los bloggers, lo dice un medio de comunicación:

“La tasa actual española por un CD virgen es de 0,21 euros, una cifra muy superior a la mayoría de los países excepto Francia. El DVD virgen tiene aquí un impuesto de 0,60 euros, más del triple que en Alemania y el doble que en Portugal. En el caso de los reproductores mp3, el cálculo es provisional, pero, según las cifras que se barajan en las negociaciones, el canon español supera al alemán y al francés en todos los tramos y se dispara a partir de los equipos con 4 Gb de capacidad. En España, Asimelec, que agrupa a los principales fabricantes de electrónica, señala que el canon debería suponer, como máximo, entre el 3 y el 5 por ciento del precio de cualquier dispositivo o soporte. En productos como los discos con formato CD y DVD, la tasa vigente representa en torno al 60 por ciento del precio de venta al público”.


Fuente: lavanguardia.es

Vía: Abadía Digital

Por cierto, feliz Día del Derecho de Autor (una idea nacida en España, cómo no).

Share