Los españoles lo tienen claro. Desde luego mucho más claro que los políticos de turno e infinitamente más que la industria y las sociedades de gestión: compartir música no es ‘piratería’, si entendemos por ‘piratería’ delito o actividad con ánimo de lucro. Es justo lo que piensa también la Fiscalía y justo lo que alguna que otra ministra, alguna que otra portavoz del Partido Popular y, por supuesto, todos los fundamentalistas del copyright se empeñan en negar una y otra vez.

Se trata de puro sentido común y se sensibilidad social y cultural. Los españoles lo tienen claro, ahora sólo falta que sus políticos asuman el criterio del interés general y el de la sensatez.

Conclusiones del Barómetro de marzo del CIS (PDF) resumidas por El Otro Lado:

  • La búsqueda de información, el correo electrónico y la lectura de noticias son los principales usos de Internet. La descarga de archivos es el 4º.
  • Películas, música, libros y videojuegos son caros.
  • Los productos culturales deberían ser más baratos (y ello facilitaría la erradicación de la piratería, junto a las acciones contra las mafias).
  • Aprueban la compartición de copias para uso privado, la descarga e intercambio de archivos en Internet y la elaboración de copias de seguridad.
  • Piratería es comprar productos a vendedores no autorizados; compartir copias para uso privado y descargar o intercambiar copias en Internet no lo es.
    La campaña del Ministerio de Cultura contra la piratería es poco o nada eficaz.

Share