Que el futuro está teñido de cultura libre es algo que sólo los sectores más recalcitrantes se atreven aún a cuestionar u obstaculizar; peo que esta idea comience a calar en poderes tan fundamentales y hasta ahora reticientes como el judicial es una noticia que hay que valorar en lo que se merece. Vía Menéame llego a un post en Derecho de Internet donde se da cuenta de la que quizá pueda considerarse primera victoria judicial del copyleft en España (descarga .zip). El juicio enfrentaba al jazz-bar Birdland de Salamanca y a la SGAE. La SGAE pretendía cobrar por la reproducción de obras musicales, aún cuando el establecimiento alegaba que éstas estaban licenciadas bajo copyleft.

Copio y pego de Javier de la Cueva:

“Comunicamos a nuestros lectores, gracias a la amabilidad de Antonio Leiva (titular de Birdland) y a la perseverancia en la defensa de sus derechos, la reciente sentencia del Juzgado de Primera Instancia número 4 de Salamanca recaída el pasado 11 de abril de 2007 en el Juicio verbal número 4/2007. También hemos de dar la enhorabuena a nuestro compañero Felipe Crespo, letrado de la demandada, quien es evidente supo explicar en el juicio cuestiones tales como el género Copyleft, la especie Creative Commons y la cláusula vírica copyleft. Detrás de una sentencia novedosa suele existir dos personas sensibles a los hechos y sensatos en los razonamientos: un abogado que sabe explicar y un juez que sabe comprender. No me cabe ninguna duda que este es uno de esos supuestos.

En el presente caso, la Sociedad General de Autores y Editores demandó al establecimiento salmantino Birdland alegando que utilizaba obras de su repertorio musical. El establecimiento logró demostrar que la música utilizada fue bajada de Internet y bajo licencias libres, lo que significa una cuarta resolución judicial favorable en favor del Copyleft. La sentencia desestima totalmente la demanda e impone las costas a la SGAE”.

La Justicia comienza a tenerlo claro. Ahora sólo faltan los políticos.

Share