Kodak anda intentando recuperar terreno en el ámbito de la fotografía, sector que ya prácticamente se circunscribe a la fotografía digital, y no lo tiene fácil frente a marcas como Nikon o Canon, primeras referencias del mercado. Para lograr arañar algo de presencia e intentar el asalto a los primeros puestos en las preferencias de los usuarios se hacen imprescindibles los golpes de efecto, algo más que una lente mejorada o que un cuerpo más ligero. Y eso es precisamente lo que acaba de anunciar: el desarrollo de una tecnología que permite prescindir del flash en las cámaras digitales.

Según la compañía, el invento radica en el desarrollo de una gama de sensores que amplían de forma importante la sensibilidad a la luz incluso en las situaciones menos favorables:

“Los sensores de imagen actúan como ‘ojos digitales’ al convertir la luz en una carga eléctrica al inicio del proceso de captura”

El alcance del invento aún es una incógnita. No sabemos si será válido tanto para la fotografía amateur como para la profesional, si es aplicable a cualquier tipo de cámara o el precio final. Así que nos quedamos a la expectativa.

Vía: La Brújula Verde

Share