Cakile edentula

Las relaciones familiares ente los animales, así sean positivas o negativas, son ampliamente conocidas y están suficientemente documentadas. Sin embargo, en el mundo vegetal la cosa no está tan clara, ya que hasta el momento no se ha podido demostrar que el ‘parentesco’ de las plantas conlleve algún tipo de relación o reacción especial. Y esto es justo eso lo que se asegura en un reciente estudio publicado en la Biology Letters de la Royal Society británica: las plantas, al menos las de la especie Cakile edentula, se comportan de distinta forma según convivan con individuos extraños de su misma especie o hermanos de la misma cepa.

Según la investigación, cuando los individuos son plantados junto a ejemplares de otra cepa, desarrollan un mecanismo de competencia que consiste en extender sus raíces para dominar el territorio. Cuando conviven con sus hermanos, sin embargo, este ‘instinto’ de supervivencia se relaja y las raíces no experimentan tal grado de desarrollo para permitir que todos los individuos se beneficien por igual de los recursos. La primera aplicación práctica del estudio es la posibilidad de reconocer por el tamaño de sus raíces a los ejemplares de una misma ‘familia’.

Vía: MetaFilter

Share