Es una noticia llena de matices que el propio protagonista se encarga de desgranar en su propio blog para que no haya malentendidos, pero aún siendo conscientes de que puede ser sesgado, el resumen es éste: Lawrence Lessig aparca su lucha activa contra el copyright para dedicarse a la lucha contra la corrupción política. Muchos me dirán que la diferencia no es mucha o que, a lo sumo, Lessig lo que hace es ampliar su campo de batalla. Y creo que estaré de acuerdo con ambos planteamientos. Por de pronto, no abandona ni Creative Commons (que él mismo fundó) ni iCommons.

Me quedo con esta frase de su post al respecto:

“this is not a resolution of silence. It is a decision to change channels”

Eso sí, aún hay esperanzas de que llegue a ministro.

Vía: Alt1040 | Slashdot

Share