Silver Spring’s downtown

Simplemente, alucinante. Cuando uno cree que ya no puede haber nada peor que lo que ocurre en España en el sector urbanístico: especulación, corruptelas, mafias… va y llega una de esas noticias que te dejan pasmado, no sólo por lo insólito y grave de la cuestión, sino por lo que puede tener de aviso a navegantes de cara al futuro que se nos puede venir encima:

“La ciudad de Silver Spring (Maryland-EEUU) encargó a una compañía la reurbanización de su centro urbano con una financiación pública de 100 millones de dólares. Una vez concluida la obra, la empresa declara que toda la zona es un centro comercial privado bajo su control absoluto y no sujeta al derecho civil. La compañía ha prohibido, entre otras cosas, que se tomen fotos de cualquier espacio ‘público’ y afirma que puede tratar a los ciudadanos como meros clientes”.


¿Futurama hecha realidad? No sé en Estados Unidos, pero estoy convencido de que en buena parte del mundo occidental esto no pasaría de broma pesada. Y, aunque casos de obras privadas financiadas con dinero público las hay a mansalva, privatizar todo el centro de una ciudad, me parece ya el colmo de la especulación.

Como no podía ser de otra forma, los ciudadanos de Silver Spring están que trinan y habrá que estar atentos al final de este culebrón. Pero, por lo pronto, ya sabes: cuando las barbas de tu vecino veas cortar…

Vía: Boing Boing

Fotografía de Chip Pay en el ‘Washington Post’

Share