Cuando toda una ministra de Vivienda y Urbanismo de Francia se atreve a dar crédito, de forma pública y manifiesta, a lo que desde hace años viene pululando por la Red en formato de conspiranoia, uno comienza a cuestionarse algunas cosas. Aunque esto no quiere decir que Christine Boutin haya logrado convencernos (los argumentos son más bien peregrinos) ni garantiza que Sarkozy se atreva a mantenerla en su puesto. Oh la la.

Vía: La Huella Digital

Share