Se veía venir, y ha acabado por producirse. Ya que nadie en este país, ni Gobierno ni defensores del espectador ni las propias cadenas, le pone coto al desmán, alguien tenía que hacerlo:

“La Comisión Europea abrió hoy un expediente contra España por vulnerar la normativa europea que regula la publicidad en televisión, al superar el límite de 12 minutos de anuncios por cada hora de emisión. Bruselas envió a las autoridades españolas una carta de emplazamiento, primera fase del procedimiento de infracción comunitario, por violar las normas de la directiva de “Televisión Sin Fronteras”.


Ya lo advertíamos en su momento, en un post que daba cuenta de la pérdida de cuota publicitaria de la televisión frente a Internet: el abuso y el desprecio de los responsables de las cadenas de televisión española hacia los televidentes, no sólo acabarán por colmar la paciencia del usuario, sino, como ya está ocurriendo, de las organizaciones y estamentos que sí velan por un mínimo respeto a la ciudadanía. Al menos de los internacionales. Una vergüenza.

Share