El bar musical Crazy Town ha ganado, al igual que ya ocurrió con el Metropol y el Birland, una querella interpuesta por la SGAE por reproducir música de su catálogo. La juez ha dicho que nanay, al quedar comprobado que la música difundida en el local se encuentra bajo licencias Creative Commons. La SGAE, en cambio, pudo provocar poco más que el local existe y que la gente allí se le pasa muy bien (vía regiondigital.com).

La sentencia, en PDF.

Share