“La Asociación de Promotores Musicales de España (APM) denunció ante el Servicio de Defensa de la Competencia, un organismo dependiente del ministerio de Economía, que la SGAE les estaba imponiendo unas condiciones abusivas para poder realizar los contratos. Además de tener que pagar una fianza previa, deben entregar a la entidad el 10% de todo lo que recauden en la taquilla. Tanto el Servicio, como posteriormente, el pasado mes de marzo el Tribunal de Defensa de la Competencia (TDC), dieron sin embargo la razón a la SGAE, por lo que la asociación ha decidido acudir ahora ante la Audiencia Nacional”.

¿Queda algún sector por rebelarse, además de los propios socios de la SGAE? Pues ya va siendo hora.

Más en eleconomista.es.

Share