Perdidos‘ (‘Lost’) es la historia de unos guionistas que parten de una idea genial y poco a poco se van enredando hasta que terminan completamente extraviados, a la espera de que alguien pueda reconducir la serie en la que trabajan. Y así, tres años ya. Como la cosa funciona, a pesar de perder 1,5 millones de espectadores en tres temporadas, las matemáticas dicen que, a ese ritmo, aún pueden tirar 9 temporadas más hasta terminar de aburrir a los 14,6 millones que aún la siguen.

Todos esperan un gran final, otros se conforman con que no se retrase demasiado. Los guionistas pagarían a quien arroje luz sobre el lío que tienen montado.

Share