Ése, más o menos, es el titular del artículo que firma Don Reisinger en CNet’s News.com: “Why Microsoft must abandon Vista to save itself“. El autor expresa algunas claves del fracaso del último sistema operativo de Gates & Cia, pero va incluso más allá de lo que había leído hasta el momento: asegura que Microsoft se está planteando la retirada definitiva del producto y sostiene que no hacerlo significaría la quiebra para la compañía. El artículo es extenso y está en inglés, pero resulta muy interesante, esté uno acuerdo con lo que se afirma o no. Traduzco en versión libre un fragmento:

“Jamás había asistido a un fracaso tan grande en el lanzamiento de sistema operativo. Durante casi un año, la gente ha estado comprando Vista y desporticando por lo mal que funciona. No sólo es demasiado caro, sino que requiere muchos más recursos que XP, la cantidad de drivers es aún insuficiente y sus licencias son tan draconianas que causan un efecto negativo en el usuario.

El futuro de Vista es delicado, y Microsoft debe caer en la cuenta del peligro que representa. Con OS X en alza, Vista es incapaz de competir con él y con los programas que se han generado a su alrededor. Si Microsoft sigue adelante, Vista puede hacer que el gigante se tambalee.

Como usuario habitual de OS X, Ubuntu y Vista, puedo decir qué funciona y qué no. OS X y Linux funcionan.

El tiempo pasa. Microsoft debe abandonar Vista y seguir adelante. Es la única posibilidad de salvar la empresa”.

¿Una profecía exagerada o las verdades del barquero? Tú dirás.

Share