Me lo acaba de enviar Enrique, y me ha parecido interesante, muy en la línea de las acciones de la Electronic Frontier Foundation (EFF): La Fundación Copyleft, cuyo proceso de constitución ha sido casi tan secreto como la identidad de sus integrantes, ha remitido una carta a la Brigada de Investigación Tecnológica en la que le notifica que tomará medidas legales contra ella en caso de que sus acciones no se adecuen a la Circular número 1/2006 de la Fiscalía General del Estado:

“La FUNDACIÓN COPYLEFT notifica a la Brigada de Investigación Tecnológica y demás integrantes de las Fuerzas y cuerpos del Estado que investiguen este tipo de delitos, que interpondrá las acciones legales siguientes en el caso de producirse los supuestos que se enumeran:

– En el supuesto en que el funcionario policial se aparte de lo dispuesto en la Circular número 1/2006 de la Fiscalía General del Estado, que señala cómo el Estado ha de ejercer el ius puniendi, La Fundación Copyleft procederá mediante querella por el delito de prevaricación y, en su caso, cohecho.

– En el supuesto en que, además, apartándose de lo dispuesto en la Circular, se proceda a la detención del ciudadano, la querella se interpondrá también por detención ilegal.

– Lo anterior se hará efectivo desde el conocimiento por la Fundación Copyleft de cualquier investigación en curso, en cualquier estado procesal, sobre hechos de igual naturaleza que los ocurridos en el caso Sharemula y a partir de esta fecha.

Reiteramos que las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado han de someterse al Ministerio Fiscal, estar al servicio de los ciudadanos y no de grupos empresariales, y dedicar sus esfuerzos y recursos a los delitos reprochables que se cometen en la Red, no destinando los escasos recursos públicos a satisfacer intereses privados”.

La notificación completa, en la Fundación Copyleft.

Actualización (22 oct-06.49 h): Enrique me avisa de que la identidad de los integrantes de la Fundación no es secreta. De hecho, está publicada en su web.

Share