¿Sabes qué diferencia esto de esto?

Solución:

“Esta mañana recibí una llamada de la rectora de la UIB solicitándome que elimine un apunte (copia completa en este nuevo blog) porque recibieron una carta o llamada telefónica del señor Canals amenazando con iniciar acciones legales a la universidad por ser subsidiaria al estar alojado bajo el dominio uib.es.

(…)Es que está muy bien eso de defender y exigir que la libertad de cátedra estén garantizados por la Constitución, pero claramente el punto de vista cambia cuando defender esa garantía involucra un poco de tiempo y/o decisión política mínimamente valiente. En estos casos parece que prevalece “mejor que no haya follones” y se le pide al autor que no deje rastro de su opinión, aunque se trate de casos tan absurdos como cartas o llamadas telefónicas de un abogado enfadado porque lo han criticado sus noticias en prensa o sus métodos nada éticos –y penalizados por buscadores– de posicionar dominios de Internet”.

Ricardo Galli se muda,, a empujones. Bienvenido a WordPress 😉

Vía: eCuaderno

Share