Si, como yo, te has encontrado hoy con una bajada considerable en el número de suscriptores de FeedBurner, te gustará saber que, según los responsables del servicio, se trata de un fallo puntual por un problema en el registro de los datos de Google Reader (Google Feedfetcher). FeedBurner y Feedfetcher nunca se han llevado demasiado bien, con frecuentes bajadas y subidas que en algún momento llegaron a volvernos locos y que parecía que se habían acabado con la compra del servicio por parte de Google. En esta ocasión, dicen que fue un problema en el propio Google Reader.

El descalabro supongo que tendrá sus consecuencias mañana, cuando los tops hagan sus recuentos diarios (con valor del día anterior).

Share