Joseline Ingabire con su hija Leah Batamuliza, Ruanda

Joseline fue violada durante el genocidio de Ruanda allá por 1994. Fruto de esa agresión nacieron Leah (en primer plano) y Hossiana (al fondo), que ahora son adolescentes. El ojo del fotógrafo Jonathan Torgovnik ha plasmado en esta instantánea la atmósfera que rodea a madre e hijas 13 años después. Ha obtenido el primer premio de Retrato Fotográfico de la National Portrait Gallery de Londres. Excelente trabajo:

“She was repeatedly raped during and after her pregnancy and, after giving birth, became pregnant again as a result of one of the attacks”.

“Fue violada repetidamente durante y después de su embarazo; y después de dar a luz, volvió a quedarse preñada como resultado de una de la violaciones”.

Share