A veces no valoramos la democracia y derechos como el de la libertad de expresión e información hasta que es demasiado tarde. En Georgia impera el estado de excepción, y a pesar de que el presidente ha insistido durante la semana en que no iba a limitar “la libertad de expresión ni de prensa”, lo cierto es que el pasado miércoles el Ejército irrumpió en los estudios de la cadena opositora Imedi Television (el servidor de la versión web está a estas horas caído) y echó el cerrojo:

“Nos llega la información de que las fuerzas especiales acaban de entrar en el edificio de Imedi Televisión”.

Terrible.

Vía: Alt1040 | DanielTercero

Share