Hacienda pisa terreno pantanoso y, a falta de conocer con más detalle lo que hoy publica Consumer, es preciso advertir que puede estar incluso vulnerando la Ley:

“La Agencia Tributaria ha firmado un acuerdo con la asociación de productores de música Promusicae y la entidad de gestión de derechos de autor Agedi para luchar contra la piratería musical, física y digital, así como el fraude fiscal que genera”.


En primer lugar, tenemos que recordar que compartir música (o cualquier otro producto artístico sin ánimo de lucro) no es delito en España. Ojo al parche, pues. En segundo lugar, no entendemos también qué tipo de “fraude fiscal” puede generar bajarse un mp3, aunque doctores tiene la Iglesia. Y, en tercer lugar, seguimos asistiendo atónitos al idilio entre la Administración, que debería estar al servicio del interés eneral, y los lobbies particulares que sólo representan a un sector muy concreto, y desde luego minoritario, de la sociedad.

Hacienda éramos todos, ahora parece que unos son más que otros. A ver cuándo se deciden a investigar a los grandes defraudadores y a las redes empresariales de ciertas gestoras de derecho de autor “sin ánimo de lucro”.

Habrá que estar alertas, una vez más.

Share