“Lo peor de empeñarse en encontrar un autor intelectual es que luego vendrá y querrá cobrar derechos”

(Proverbio occidental)

Share