Si se te cruza un gato negro…

Dicen que fue en la Santa Cena donde se fraguó el origen maldito del número 13. Jesucrito + 12 apóstoles y las consabidas traición y muerte en la Cruz. Desde entonces, dicen, trae mala suerte reunir a 13 comensales alrededor de una mesa, ya que uno de ellos indefectiblemente morirá. Eso sí, al día siguiente, con la digestión bien hecha.

Lo del martes tiene más que ver con Marte, el dios de la guerra, la muerte y la sangre, que con cualquier otra cosa, aunque hay quien afirma que viene de la derrota de Jaime I el Conquistador en Játiva. Y todo pudiera ser.

Así que, si unimos martes y trece, lo más lógico es o que te mueras de miedoo te partas a reír. Yo soy de los segundos. Me gustan el trece y según qué gatos negros también 😉

Vamos, que si tú eres supersticioso. Yo, tampoco.

¿Y los viernes…?

Share