Era cuestión de tiempo (horas) y así ha sido. La SGAE se revuelve como gato panza arriba contra la denuncia ciudadana por presunta corrupción. La batalla está servida, con la novedad de que ahora no es sólo una de las partes la que lleva la iniciativa. Al menos en eso hemos avanzado algo:

“En relación con la supuesta denuncia presentada ante Anticorrupción, la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE) realiza las siguientes aclaraciones:

1. La Asociacion de Internautas fue condenada por difamación a la SGAE en sentencia de Juzgado de Primera Instancia nº 42 de Madrid con fecha 15 de junio de 2005, imponiéndole una condena de 36.000 euros.

2. La Audiencia Provincial de Madrid confirmó la sentencia de instancia y reiteró la exigencia a esa entidad para que cesara en su comportamiento ilícito contra la SGAE.

3. APEMIT, entidad que aparece como copartícipe con la Asociación de Internautas en la supuesta denuncia formulada contra la SGAE, ya presentó una denuncia ante la Audiencia Nacional contra esta Entidad que fue inadmitida a trámite.

4. La SGAE formulará una querella por denuncia falsa ante los responsables de estas entidades y demandará frente a los mismos por reiteración en la misma actuación por la que han sido condenados en el pasado.

5. La SGAE denuncia, al mismo tiempo, la campaña de acoso que padece, estimulada por claros y espúreos intereses con la intención de dañar su actividad de defensa de la remuneración de los autores, cuando está pendiente de resolverse la remuneración por copia privada en el ámbito digital mediante la oportuna disposición legislativa.

Atentamente, Pablo Hernández, director de los Servicios Jurídicos de la SGAE “.

Fuente: SGAE

Share