“Antes, cuando los usuarios que querían instalar una copia falsa de Windows Vista, el sistema quedaba bloqueado casi en su totalidad. Ahora, según una declaración del vicepresidente corporativo de la compañía Mike Sievert, “los usuarios cuyas copias de Vista no puedan ser verificadas recibirán una comunicación clara y constante de su estado, y les mostraremos cómo conseguir copias genuinas”. De hecho, Microsoft señala que además ofrecerá a sus usuarios la posibilidad de experimentar la diferencia que hay entre usar un sistema original y uno falsificado”.

Y no lo son más porque no se entrenan. Visto que las ventas se hunden, Vista ya no le hace ascos ni a los ‘piratas’. Nada que no hubiera ya en XP. Ya lo dijo Jeff Raikes:

“Si vas a piratear un programa, que sea nuestro”

De traca.

Fuente: 20minutos.es

Share