Vale, no se ajusta demasiado a los cánones, pero a veces los camellos también sueñan con ser renos.

Share