“La Asamblea (Cámara Baja) estatal de Nueva Yersey aprobó este jueves la abolición de la pena de muerte, según informó un portavoz, siendo el primer estado estadounidense en abandonarla en cuatro décadas”.

Algo comienza a cambiar en Estados Unidos. Y puede que en Marruecos también.

El ser humano está de enhorabuena. Y aún puede estarlo mucho más.

Share